Cómo dormir a un bebé recién nacido

Si te preguntas cómo dormir a un bebé recién nacido, te invitamos a leer este artículo en el que encontrarás la información más pertinente y detallada al respecto.

Te ofrecemos el conocimiento con el que podrás hacer que tu bebé recién nacido duerma bien y tú puedas descansar esas horas sabiendo que lo has hecho muy bien.

Así que lee este artículo hasta el final, y aprovecha la información.

Tabla de contenido:

Consideraciones sobre cómo dormir a un bebé

Una madre viendo a su bebé dormir en la cuna

En este segmento queremos presentarte cuatro consideraciones importante sobre cómo dormir a un bebé recién nacido.

Entre esas consideraciones hay dos de las preguntas más frecuentes relacionadas a este asunto:

Debe dormir boca arriba

Es importante que sepas que tu bebé, hasta cumplir al menos el primer año, debe dormir boca arriba en cualquier hora que duerma, bien sea en sus siestas o durante la noche.

La razón de esta recomendación se debe a que está demostrado que los bebés que duermen boca arriba tienen menos riesgo de Síndrome de muerte infantil súbita. Ten cuidado de no dormirlo con la posición de costado, puesto que así podría voltearse con más facilidad sobre el estómago.

Al dormir boca arriba no corren riesgos, ni si quiera de asfixia, debido a que la anatomía de las vías respiratorias y el reflejo nauseoso evitan que tal coda suceda.

Recuerda esta recomendación siempre que te preguntes cómo dormir a un bebé recién nacido, incluso si padece de reflujo gastroesofágico.

¿Piel con piel con la madre?

Una madre con su bebé en la misma cama

Si te preguntas si es buena idea que tu bebé duerma piel con piel contigo, siendo la madre, permítenos darte varias respuestas a esta inquietud.

En primer lugar, si la pregunta es estricta sobre cómo dormir a un bebé recién nacido, es decir, justo después del parto, entonces sí. Se recomienda que tan pronto como sea posible, después del parto, y, por lo menos durante la primera hora, duerma piel con piel con la madre.

Ahora bien, después de eso solo en los casos en los que sea posible, cuando la madre pueda dormir con el bebé le puede dar esa atención piel con piel, sin embargo, es importante que en caso contrario el bebé sea colocado boca arriba en una cuna o moisés.

De hecho, en el siguiente punto te diremos cómo debe estar tu bebé en la cuna o moisés para que duerma bien.

Cuidados sobre cómo dormir a un bebé en una cuna o moisés

Una vez que ya el bebé comienza a dormir solo en su cuna o moisés, sabiendo ya que debe estar boca arriba, también es importante que no haya otros elementos en la cuna o moisés.

Nos referimos a que no debe haber mantas, almohadas, juguetes de peluche, protectores ni otro tipo de objeto que podría causar un bloqueo del aire para el bebé.

La superficie debe ser firme, es decir, debe tener un colchón firme, que se ajuste a la medida de la cuna o moisés, y debe tener sábanas a la medida también y bien templadas o fijadas. Por eso debes evitar las sábanas que no estén diseñadas específicamente para la cuna donde dormirá el bebé.

Así que no debe haber nada más, el colchón no debe sumirse cuando el bebé esté sobre el mismo. Esto es importante para continuar minimizando que padezca del Síndrome de muerte infantil súbita.

¿Es necesario que esté en la misma habitación?

Unos padres con su bebé en una cuna

Esta es una pregunta muy frecuente entre los padres primerizos. ¿Es correcto o no mantener al bebé recién nacido durmiendo en la misma habitación?

La respuesta dependerá también de la edad. Se recomienda que la cuna o moisés donde duerme el bebé esté en la misma habitación que los padres por al menos los primeros seis meses de vida del recién nacido.

De hecho, durante ese período lo mejor es que esté cerca de la cama. Esto facilita todo durante la noche, alimentarlo, tranquilizarlo, cuidarlo, velar su sueño y más.

Ahora bien, que esté en la misma habitación no significa que deba dormir en la misma cama. Solo debe llevarlo a la cama su mamá para alimentarlo o tranquilizarlo. Y una vez se haya cumplido con esto, hay que devolverlo a su cuna o moisés y siempre boca arriba.

Evita por encima de todo poner a dormir a tu bebé en un sofá, en una silla, butaca o asiento, estos son los lugares más peligrosos y de mayor riesgo para tu bebé.

Como hemos dicho, no es conveniente poner a tu bebé a dormir en la misma cama contigo. Y esta recomendación es todavía más apropiada si:

  • Tu bebé es menor de los 4 meses
  • Si nació prematuro
  • Si nació con bajo peso corporal
  • Con más razón evita hacerlo dormir en la misma cama si tú o tu pareja son fumadores
  • Si se está tomando fármacos que dificultan despertarse, tampoco debes hacerlo dormir en tu cama
  • Si la superficie es blanda, por ejemplo, si tienes una cama de agua, no debe dormir en tu cama

¿Qué otras cosas debes saber sobre cómo dormir a un bebé recién nacido?

Además de los aspectos que hemos presentado anteriormente sobre cómo dormir a un bebé recién nacido, también debes considerar que sí puedes envolver a tu bebé para dormirlo.

Solo debes asegurarte siempre que, al envolverlo, quede boca arriba. De igual forma, evita envolverlo de forma que quede muy apretado, o que se le dificulte respirar o mover las caderas.

Si tu bebé trata de voltearse, entonces deja de envolverlo en mantas, es decir, cuando ya notes que ha llegado a esa etapa en la que el bebé intenta estar volteándose.

Por otra parte, también te aconsejamos que trates de darle un chupete o chupo durante la siesta o durante la noche. Esto reduce los riesgos de asfixia.

Antes de darle un chupo o chupete debes asegurarte de que ha pasado el proceso de lactancia.

Conclusión

Nos encanta ayudar a los padres a resolver sus inquietudes respecto a sus bebés. Por eso en nuestra tienda también tenemos productos para bebés con los que puedes apoyarte.

Visítala y conoce todo lo que tenemos para ofrecerte.

Te puede interesar...

Deja un comentario

 

0
Tu carrito
Tu carrito está vacíoIr a la tienda
Enviar mensaje
1
Asesoría GRATIS
Hola, soy Paula, ¿en qué puedo ayudarte?