Qué es calidad de sueño y cómo dormir bien

Hoy queremos presentarte qué es la calidad de sueño, cuáles son las variables que indican que duermes bien, qué factores afectan tu calidad de sueño y cómo dormir bien.

Así que lee este artículo hasta el final y aprovecha esta información de valor para ti.

Tabla de contenido:

¿Qué es calidad de sueño?

La mayoría de las personas asocian la calidad de sueño al hecho de dormir bien durante la noche. Sin embargo, hay que incluir también el buen funcionamiento diurno.

Malos hábitos de sueño pueden generar una serie de consecuencias que afectan el funcionamiento de la persona durante el día, porque afectan los distintos subprocesos de la atención. Por eso es importante dormir bien.

De hecho, hoy en día resulta imprescindible saber cómo dormir bien y profundo, de manera que, ante la pregunta de qué es la calidad de vida, hay que tener en cuenta 3 variables.

La primera es la duración del sueño, la segunda es la continuidad y por último la profundidad del sueño.

De manera que, si el tiempo de sueño no es suficiente para sentirte descansado al día siguiente, entonces no tienes calidad de sueño. Lo mismo ocurre si hay interrupciones y tu tiempo de sueño no es continuo. Debes asegurarte de tener ciclos de sueños ininterrumpidos.

Así mismo, el sueño debe ser lo suficientemente profundo como para que realmente sea restaurador.

Factores que afectan la calidad de sueño

Un hombre en la cama mirando al techo

Identificar cuáles son los factores que afectan la calidad de sueño y te imposibilitan dormir bien, es un paso para entender qué es la calidad de sueño y cómo mejorarla.

Por eso te presentamos algunos de esos factores, si identificas que algunos de ellos están presentes en tus hábitos de sueño, te recomendamos tomar acción de inmediato.

#1: La edad y el género

Cuando somos recién nacidos podemos llegar a dormir hasta 18 horas al día. A medida que vamos avanzando en edad, la necesidad de dormir se va reduciendo también.

De hecho, desde los 20 años hasta la tercera edad se mantienen más constantes las necesidades de sueño. Ya en la tercera edad se reduce a seis horas.

Es en la tercera edad cuando también se ven afectados los factores de continuidad y profundidad del sueño. Por tanto, en esa edad es necesario minimizar los factores que podrían interrumpir o afectar todavía más la profundidad del sueño.

Una decisión muy conveniente es comprar dispositivo antirronquidos de silicona si se tiene problemas de ronquidos, de esa forma estarías minimizando el riesgo a que tu calidad de sueño se vea afectada, y puedas dormir bien.

Hay que tener en cuenta también que en el caso de las mujeres pueden verse afectadas más que lo hombres por problemas de insomnio, así que en estos casos también es conveniente tomar precauciones y reducir otros factores que puedan afectarte.

#2: Los estresores puntuales

Un hombre en su oficina con cara de preocupación

Existen algunas situaciones específicas que puedan generar ciertos efectos negativos sobre la calidad del sueño, evitando que puedas dormir bien.

Por ejemplo, el nacimiento de hijos altera los hábitos y horarios de sueño, así como el cambio de domicilio, o algún proyecto laboral que resulta urgente.

En las épocas de exámenes, para quienes están en una etapa académica, también ocasiona un peor descanso, mayormente si no se cuenta con hábitos de estudios y organización.

Estas situaciones puntuales se convierten también en estresores puntuales, son estados de cambios que son acompañados por preocupaciones, y si no aprendemos a gestionarlas y a manejar las emociones a partir de ellas, podría generar una mala calidad de sueño.

De manera que, si te preguntas todavía qué es la calidad de sueño, ten en cuenta que es dormir sin estrés acumulado, o sin que los estresores puntuales te afecten a la hora de dormir.

#3: Problemas físicos

Por otra parte, los problemas físicos también suelen ser factores que afectan la calidad de sueño impidiéndote dormir bien.

El padecimiento de enfermedades agudas o crónicas afectan el descanso nocturno. Puede ser una de las condiciones que peor sueño generan.

Existen además problemas puntuales del sueño, como el síndrome de apnea obstructiva del sueño, que se relaciona con la respiración.

También los dolores de cabeza, la irritación de garganta y los ronquidos, como ya se han mencionado, pueden ser problemas que generan una mala calidad de sueño.

Por otra parte, hay que considerar otros factores como los cambios en las rutinas, que pueden hacerte padecer de insomnio. También el estado de ánimo influye en cómo duermes.

Si padeces de depresión o ansiedad generalizada, podrías tener problemas al dormir.

Cómo dormir bien

Pareja durmiendo con el dispositivo antirronquidos

Ahora que ya conoces los principales factores que influyen en la calidad de sueño, y sabes con exactitud qué es la calidad de sueño, te invitamos a conocer algunos consejos que te ayudarán a dormir bien:

#1: Asegúrate de tener un ambiente de sueño ideal

Te recomendamos que tu habitación cuente con cortinas o persianas que bloqueen la luz, lo mejor es que el ambiente conduzca al sueño.

Las paredes deben estar pintadas con colores relajantes, de igual forma puedes usar un generador de ruido blanco, o un ventilador que pueda enmascarar el sonido ambiental.

Cuenta con un buen colchón, almohada y con ropa de cama. Estos elementos deben ser cómodos, pues forman el ambiente perfecto para dormir bien.

#2: Ten un ritual antes de dormir

Para dormir bien necesitas tener un ritual para antes de dormir. Te recomendamos hacer ejercicios a diario, si es posible unas 5 o 6 horas antes de la hora del sueño. En ese tiempo evita la cafeína, nicotina y el alcohol.

Algunas actividades que pueden ser parte del ritual, y te ayudarán a relajarte, son leer un libro y tomar un baño de agua tibia. Verás que podrás conciliar el sueño con más rapidez, y la calidad del sueño mejorará.

Evita las preocupaciones antes de ir a la cama, pues esto crea problemas y altera los patrones del sueño.

#3: Despierta con la luz natural

Mujer despertando en su cama y recibiendo luz solar

Un último consejo que queremos darte es que aproveches la luz del sol para despertar, pues esto ayudará a que tu reloj biológico interno se reinicie.

Existen productos en el mercado que pueden ayudarte a mejorar la calidad del sueño, no dudes en adquirirlos si identificas que pueden servirte, porque si logras tener un sueño reparador, tendrás también mejores días y mayor rendimiento en tus actividades.

Conclusión

Ahora que conoces qué es la calidad de sueño, qué factores pueden afectarla, y cómo dormir bien, te invitamos a seguir nuestros consejos. En nuestra tienda online siempre encontrarás productos que te ayudarán.

Te puede interesar...

Deja un comentario

 

0
Tu carrito
Tu carrito está vacíoIr a la tienda
Enviar mensaje
1
Asesoría GRATIS
Hola, soy Paula, ¿en qué puedo ayudarte?